Llega una nueva asistencia sanitaria basada en los datos

C ada día surge una novedad en el ecosistema de la salud que mejora un poco más lo ya existente. Es difícil seguir el rastro a cada innovación, pero lo que si es cierto es que médicos y pacientes son los principales beneficiarios. Ahora es el turno de los Non -Fungible Token (NFT).

 

La combinación entre Inteligencia Artificial (IA), Internet of Things (IoT) y blockchain se alían para aportar lo mejor al sector de la salud.  La tecnología que impulsa las criptomonedas y los tokens no fungibles (NFT) pueden, entre otras cosas, asegurar los datos en salud.

 

Un bien tan preciado y sensible como son los datos tienen que poder usarse e intercambiarse sin que exista ninguna brecha en cuanto a su seguridad. Así el mercado interno de NFT también funciona con blockchain y está protegido por contratos inteligentes para garantizar la transparencia.

 

Datos seguros y centralizados

 

Implementar la inteligencia artificial y la tecnología blockchain en la sanidad pueden resultar claves en muchos campos de este ecosistema y mejorar aspectos calve como la seguridad y centralización. Gracias a estas te nologías disruptivas, es posible proteger los datos biomédicos y seguir facilitando la investigación 

 

No se puede hablar de los NFT sin mencionar el metaverso. Su impacto se empieza a vislumbrar ya y entre los sectores en los que empieza a tener impacto están la realidad virtual y realidad aumentada, juegos en línea, productos de tecnología de consumo las gafas de realidad virtual, monedas digitales, y tecnologías de colaboración, y salud, entre otras.

 

Los expertos aventuras que este año será el los non fungible tokens y parece que el mercado mundial está empezando a apostar por ellos.

Post a Comment