La piel inteligente ya es posible

I ngenieros del Massachusetts Institute of Tecnology (MIT)  han desarrollado una “piel electrónica” a prueba de sudor, muy similar a la piel humana capaz de monitorear la salud humana

 

Ingenieros del Massachusetts Institute of Tecnology (MIT) a los que se han unido otros expertos de  Corea del Sur han desarrollado una “piel electrónica” a prueba de sudor capaz de monitorear la salud. Para ello cuentan con un parche adhesivo adaptable  e integrado a un sensor que permite monitorear la salud de una persona y que no se desprende, incluso cuando el paciente está sudando.

 

La novedad de este diseño es que sus promotores garantizan, por su diseño, que el sudor pueda escapar por medio del parche, evitando irritar la piel y causar daños a los sensores integrados. Además, se adapta perfectamente a la piel humana a medida que se estira y dobla.

 

Control de la salud

 

Lo interesante de este parche es que puede monitorear la salud del portador de este parche durante largos períodos de tiempo, cosa que no se había conseguido hasta el momento. Además, su diseño de conductos de sudor artificiales es muy parecido al de los poros de la piel humana. 

 

El sudor no se escapa del parche gracias a su diseño, lo que ni daña la piel ni altera las lecturas de los sensores que lleva integrados. De este modo, los investigadores han sido pioneros en una técnica llamada epitaxia remota, que implica cultivar películas semiconductoras ultrafinas y de alta calidad en obleas a alta temperatura que luego pueden combinar y apilar para formar sensores mucho más delgados y flexibles que las obleas convencionales.

 

En su diseño, sus autores se inspiraron  en los poros de sudor humanos. Descubrieron que el diámetro del poro promedio mide alrededor de 100 micrones y que los poros se distribuyen aleatoriamente por toda la piel. Hicieron algunas simulaciones iniciales para ver cómo podrían superponerse y organizar los poros artificiales, de una manera que no bloqueara los poros reales de la piel humana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario