Datos para la salud digital: del diagnóstico a la cura

La información y los datos generados por las tecnologías médicas desempeñan un papel vital para mejorar los resultados de salud y hacer que los sistemas de salud sean más eficientes, según datos aportados por MedTech Europe,  la asociación comercial europea que representa a las industrias de tecnología médica.

 

Los datos pueden ser almacenados en los  registros de salud electrónicos  y compartidos entre pacientes y profesionales de la salud, eliminando así la necesidad de pruebas y procedimientos duplicados y mejorando la calidad de la atención al habilitar programas de monitoreo remoto y telesalud. Otras ventajas son la posibilidad de trasladar la atención del hospital al hogar y liberar recursos para la provisión de atención médica a los pacientes con información para controlar sus afecciones, ahorrar visitas al médico y mejorar la movilidad y la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores.

 

Estos datos pueden combinarse con información procedente de otras fuentes (por ejemplo, de agencias de asistencia social e información ambiental) para posibilitar atención integral, integrada, centrada en la persona y agregada para la investigación y el análisis de datos, mejorando la salud pública, la ciencia médica y el conocimiento humano.

 

El papel de las herramientas digitales

 

Las herramientas digitales jugarán un papel central en las áreas más prometedoras de la innovación en la atención médica. A medida que avancemos hacia una atención médica más personalizada, según fuentes del estudio, los datos serán clave. En el futuro, la atención médica puede ser más integrada, basada en valores y con un mayor enfoque en los resultados del paciente.

 

La recopilación, el análisis y el uso sin interrupciones de los datos de salud de la población y el nivel del paciente pueden acelerar mejoras significativas en la forma en que se brinda, mide y mejora la atención. Así, los avances en Big Data, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, junto con los últimos datos de genómica y proteómica, tienen el poder de transformar la forma en que vivimos nuestras vidas y proteger nuestro bienestar.

 

Revolución digital en Latinoamérica

 

La revolución digital puede generar importantes ventajas para la salud pero también puede suponer un riesgo de incrementar la gran brecha social en Latinoamérica. No obstante,  si se consigue que sean accesibles a toda la población y que todos aprendan cómo utilizarlas ofrece un gran potencial de crecimiento.

 

Durante la celebración del undécimo Foro Económico sobre Latinoamérica y el Caribe organizado recientemente por el Gobierno francés, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se evaluó si la tecnología es un vector de desigualdad.

 

Entre otras conclusiones, se estableció que si los gobiernos latinoamericanos invirtieran más en inteligencia artificial, se podría incrementar “en casi un punto” el producto interior bruto (PIB). Una cifra muy significativa teniendo en cuenta que la OCDE sólo espera un crecimiento del 1,7 % este ejercicio tras el 1,2 % de 2018.

Dejar un comentario